03 mayo, 2022

Tabla 1. Producción Albaricoque Europa 2022


2.022 2.021 Var (%)
21-20
Var (%)22-media 16-20
  ITALIA 262.686 187.523 40% 11%
  Emilia Romagna 77.498 51.787 50%
  Italia Sur / Sicilia / Cerdeña 159.472 124.891 28%
Otras regiones 25.716 10.845 137%
  GRECIA 64.500 55.000 17% -20%
Peloponeso / Sterea / Creta 30.000 30.000 0%
   Macedonia /  Otras regiones 34.500 25.000 38%
  ESPAÑA 59.011 93.853 -37% -52%
Valencia 2.300 4.000 -43%
Murcia 40.000 48.000 -17%
Aragón 2.988 20.069 -85%
Castilla la Mancha 2.500 3.750 -33%
  Cataluña 2.970 8.958 -67%
Otras regiones 8.253 9.076 -9%
  FRANCIA 128.364 56.937 125% 8%
Languedoc – Roussillon 41.464 33.176 25%
  Rhône – Alpes 67.400 15.318 340%
  P.A.C.A. 19.500 8.443 131%
  TOTAL EUROPA 2022 514.561 393.313 31% -8%

COMENTARIOS

2021 fue un año particular para la producción de albaricoque en Europa. La helada que afectó a todas las zonas de producción provocó pérdidas muy importantes y la producción europea se situó en menos de 400.000 t. Durante los últimos 30 años este nivel de baja producción sólo se observó en tres ocasiones, en los años 2003, 1998 y 1995.

Este déficit generalizado de producción ha permitido, por supuesto, mantener un mercado fluido, aun así, pudo notarse, puntualmente, tensiones en los mercados por diferentes motivos. En primer lugar, debido a la escasez de producto, los precios se situaron por encima de la media y ciertos supermercados tuvieron reticencias a destacar el albaricoque en los lineales, por miedo a tener volumen disponible ni precios suficientemente atractivos. Después, las condiciones climáticas, especialmente en la parte norte de Europa, no siempre fueron favorables para el consumo de frutas de verano a lo largo de la campaña.

Para los productores, los resultados de la campaña han sido muy heterogéneos. Para quienes sufrieron pérdidas significativas, los altos precios no han compensado las pérdidas de volumen. Por otro lado, para quienes pudieron proteger sus cultivos gracias a la lucha anti heladas, los volúmenes puestos en el mercado han estado bien valorados, dando lugar a una buena campaña.

Este año, las heladas vuelven a estar presentes, desde marzo en Grecia e Italia y,a principios de abril en Francia y España.

La intensidad de las heladas ha sido inferior a la del año pasado y, en conjunto, el nivel de daños esmenor, con la excepción de España, que en 2021 tuvo menos afectación que otros países europeos pero que este año esla que mayores daños presenta.

Con una previsión de cerca de 515.000 t a nivel europeo, la cosecha 2022 se sitúa un 31% por encima de 2021, pero un 8% por debajo de la media de 2016-2020.

2022 es el tercer año consecutivo con déficit de producción a nivel europeo para el albaricoque. ¿Es esta sucesión de accidentes climáticos sólo una coincidencia o un efecto estructural y sostenido del cambio climático? En cualquier caso, parece cada vez más complicado y arriesgado producir albaricoque en la mayoría de las zonas de producción europeas, ya sean históricas o más recientes.

GRECIA

En 2021, la producción griega alcanzó las 55.000 t, un 29% menos en comparación con 2020 y un -23% respecto a la media 2015-2019.

Los precios obtenidos por los productores fueronbuenos, pero no pudieron compensar pérdida de producción.

Para 2022, la situación se prevé mejor que el año pasado, sin embargo, la producción es aún inferior a un año normal. El invierno fue relativamente normal, con temperaturas coherentes para la época, aunque en los meses de febrero y marzo las bajas temperaturas y las heladas causaron daños en la producción. Las variedades tempranas son las más afectadas, tanto en el sur como en el norte de Grecia. Las variedades de media estación han sufrido menos daños y las variedades tardías no parecen estar afectadas.

Con una previsión de 64.500 t, la producción de albaricoque en Grecia para 2022 es un 17% superior a la cosecha de 2021 pero un 20% inferior a la media 2016-2020.

ESPAÑA

España es uno de los países que ha mostrado, en los últimos años, un mayor impulso en la especie albaricoque. Las variedades tradicionales, como la Bulida, se han venido sustituyendo hace tiempo por variedades “francesas” orientadas exclusivamente hacia el mercado en fresco y la exportación. Esta estrategia ha permitido a España hacerse un hueco en los mercados europeos en detrimento de la producción italiana o francesa.

Para el melocotón y la nectarina españoles, Andalucía y Murcia comienzan a finales de abril/inicios de mayo, mientras que Francia y el norte de Italia llegan a los mercados un mes y medio más tarde, es decir, estas zonas del sur de España disfrutan de 6 semanas de monopolio sin competencia. Pero para el albaricoque sólo existe una brecha de 2 semanas entre Murcia y las zonas tempranas de Francia e Italia, por tanto, existe una competencia directa en los lineales europeos.

Durante los últimos 4 años, los accidentes climáticos se han sucedido en muchas zonas de producción europeas y la especie albaricoque ha mostrado toda su complejidad, fragilidad, irregularidad…

Desde hace 4 años, el potencial productivo español no se ha exprimido del todo debido a las heladas, las granizadas, etc., pero sobre todo y particularmente en este año 2022. En 2019, la producción española alcanzó las 110.000 t, 100.000 t en 2020, algo más de 90.000 t durante 2021 y las previsiones de 2022 no alcanzan ni las 60.000 toneladas, es decir, una disminución del 37% en comparación con el año pasado y del 52% respecto al promedio 2016-2020.

ITALIA

Durante el 2020, la producción de albaricoque en Italia se vio afectada por las heladas y su producción alcanzó algo más de las 162.000 t, es decir, la mitad de la producción obtenida en 2019, con un déficit especialmente marcado en la Emilia-Romana con casi el 90% de pérdidas.

En 2021, debido a que las heladas volvieron a afectar a todas las zonas de producción, desde el Norte al Sur, la producción fue de 188.000 t.

Para 2022, la previsión se sitúa en torno a las 260.000 t, lo que representa un aumento del 40% respecto al año pasado y un +11% respecto a la media 2016-2020.

FRANCIA

En Francia, la campaña de albaricoque de 2021 estuvo marcada por una helada de intensidad poco frecuente que casi acabó con la cosecha en muchas áreas de producción. Con 57.000 t recolectadas, se situó en una producción históricamente baja.

Este año, aunque las heladas volvieron a aparecer a principios de abril, su intensidad fue menos acusada y las zonas afectadas más limitadas.

Por tanto, se espera una producción de cerca de 130.000 t para Francia, es decir, un aumento del 125% respecto a 2021 (un año récord de baja cosecha) y un aumento del +8% respecto a la media 2016-2020, media calculada en 3 años deficitarios (2018, 2019 y 2020).

Un nivel de producción decente para las plantaciones francesas, pero ligeramente por debajo del potencial de producción.