01 junio, 2020

La empresa italiana Canova ha visto aumentar las ventas de sus productos ecológicos un 10,7% en volumen y un 17,2% en valor durante los 4 primeros meses de 2020. Así lo confirmaron en una conferencia de prensa Ilenio Bastoni, el presidente de Almaverde Bio, la marca de la empresa; Paolo Pari, el director de Almaverde Bio, y Ernesto Fornari, el director de Canova.

«La tendencia de crecimiento ya estaba en marcha, pero la emergencia del COVID-19 la ha acelerado. Creo que el consumidor ha entendido la importancia del sector agrícola y me gustaría que esto siguiera así después de la crisis sanitaria. Es necesario que se reconozca la determinación y el esfuerzo de todo el sector hortofrutícola», dijo Bastoni.

Fornari enfatizó que los primeros 6 meses de 2019 fueron desastrosos, compensados en gran medida por una segunda mitad del año positiva. «Cerramos 2019 con un 2,35% menos que en 2018. Luego se produjo el crecimiento que continúa también en este mes de mayo. Nuestros productores se enfrentan a situaciones cada vez más difíciles, ya que, una vez más, fuimos testigos de un invierno casi ausente y de la vuelta del frío en los meses de marzo y abril. Tendremos que evaluar esta realidad y pensar en las opciones de variedades, técnicas de cultivo y áreas de producción».

Las ventas online también están creciendo, a través de la página Fruttaweb. Como ya se informó en este medio (ver FreshPlaza del 03/04/2020), la pandemia ha acelerado la tendencia del comercio electrónico. «Estamos muy satisfechos con el crecimiento de las ventas online«, explicó Pari, “porque nos dimos cuenta de que, incluso después del confinamiento, no se detuvieron. Muchos clientes continúan haciendo pedidos online. Los pedidos alcanzaron un récord de 1.000 por semana, en comparación con los 300 pedidos semanales que registramos normalmente».

Almaverde ha vendido muchos productos con un alto contenido de vitamina C: kiwis, naranjas, limones. Las ventas de productos de temporada también han sido muy buenas, como de espárragos y fresas, así como de tomates cherry y datterino, coliflor y brócoli. En cuanto a la IV gama, hubo un aumento en las exportaciones a Grecia, Alemania y Bélgica.

«Canova ha consolidado en este período su red de técnicos, distribuidos en todo el territorio nacional, desde Cuneo en el norte de Italia hasta Trapani en Sicilia. La pandemia ha acelerado la digitalización de la empresa y aumentado los contactos con la red nacional de empresas asociadas. Seguimos paso a paso la evolución de la producción en todo el país, con herramientas ágiles y rápidas, como el WhatsApp, por ejemplo. Realizamos el envío directo de muchos productos, sin pasos intermedios, y esto garantiza la frescura del producto y la puntualidad del suministro. Han sido días de grandes esfuerzos para todos nosotros, y me gustaría agradecer a todos aquellos que, siete días a la semana, con el mayor compromiso y rigor, han hecho posible abastecer a los consumidores italianos de una oferta garantizada de producción italiana», agregó Fornari.