Cambio de paradigma con el envasado de brócoli sin hielo
09 agosto, 2019

La tecnología MA/MH (atmósfera modificada/envase de humedad modificada) de StePac L.A. Ltd. está cambiando el paradigma del suministro de la cadena de frío e integrando la sostenibilidad en el transporte de larga distancia de brócoli fresco y otras hortalizas que tradicionalmente se envían en hielo. La tecnología elimina efectivamente la necesidad de usar hielo y cajas enceradas no reciclables a la vez que mejora la seguridad alimentaria.

El embalaje funcional resuelve los desafíos medioambientales
Las partes interesadas de toda la cadena de suministro se están dando cuenta de los numerosos beneficios del embalaje Xtend® Iceless MA/MH a granel para mantener la frescura del brócoli en tránsito. Lo más destacado es el efecto positivo en el medioambiente gracias a la reducción sustancial de las emisiones de carbono y del desperdicio alimentario, dos de los mayores desafíos ecológicos a los que se enfrenta el sector hortofrutícola. Una ventaja añadida es el ahorro considerable de costes en el envasado (hasta un 40%) y en el transporte.

En determinados países, como Estados Unidos, el brócoli y otros productos se suelen envasar en cajas enceradas llenas de hielo para mantener el producto a una temperatura fresca y que la frescura no se deteriore durante el almacenamiento y el envío. Sin embargo, cuando el hielo se derrite sobre el producto no solo provoca un desastre, sino que propicia el desarrollo de patógenos vegetales y humanos. Además, las cajas enceradas no son reciclables. Esto genera problemas de eliminación insostenibles para los supermercados, muchos de los cuales buscan alternativas más verdes a raíz de las nuevas leyes impuestas para abordar este problema.

Reciclaje, reducción de desperdicios y emisiones de carbono
“Xtend Iceless ofrece un medio de transporte seco –y mucho más austero y ecológico– para las frutas y hortalizas frescas que elimina totalmente la necesidad de hielo”, dice el doctor Gary Ward, gerente de Desarrollo de Negocio en StePac. “Además, hace que las cajas enceradas sean totalmente prescindibles. El embalaje Xtend Iceless MA/MH es completamente reciclable y ofrece una solución asequible apta para el transporte por tierra o mar. El embalaje es ‘climate positive’ [positivo para el clima], por lo que genera un ahorro neto de emisiones de carbono como resultado de la significativa ampliación de la vida útil del producto y la reducción de los desperdicios en la cadena de suministro. Todos ganan”.

“Un alarmante 40% a 50% de los alimentos se pierden en la poscosecha, debido en gran parte al deterioro en tránsito”, añade Ward. De acuerdo con la Organización para la Alimentación y la Agricultura, la astronómica cifra de 1.300 millones de toneladas se desperdician en el mundo cada año, la inmensa mayoría de las cuales perece antes de llegar al consumidor.

Integración en el envasado en campo
Uno de los mayores desafíos a los que se enfrentó la empresa cuando desarrollaba el producto fue cómo integrar el embalaje de atmósfera modificada en el proceso de envasado en el campo. Gran parte del brócoli de Estados Unidos se envasa en cajas en el campo, se paletiza y después el hielo se añade en la planta de envasado. El envasado en el campo supone un obstáculo para la adopción de la tecnología MA/MH. “Desarrollamos una solución que permite que el brócoli se envase en el campo en envases Xtend y después se enfríe mediante aire forzado o al vacío en el embalaje sellado. Así se integra perfectamente el embalaje en el proceso de envasado existente”, explica Ward, que señala que el sistema está patentado en Estados Unidos y México.

Las investigaciones demuestran recuentos más bajos de bacterias
Las investigaciones han demostrado la capacidad del embalaje Xtend Iceless para reducir significativamente el desarrollo de microorganismos en el brócoli, gracias a que disminuye de manera eficaz el deterioro del producto y, lo que es más importante, reduce el riesgo de enfermedades alimentarias asociadas con patógenos humanos como E. coli.

En un estudio llevado a cabo en la Organización de Investigación Agrícola de Israel, se ha demostrado que el embalaje Xtend Iceless es una alternativa superior al hielo para conservar la calidad general, así como para mitigar la proliferación de bacterias en el producto durante un almacenamiento prolongado.

El cambio al embalaje sin hielo
El cambio al embalaje sin hielo ya está ganando impulso entre los distribuidores de frutas y hortalizas frescas en todo el mundo. En Estados Unidos, donde el brócoli se transporta por tierra en camiones que soportan limitaciones de peso, el tráfico por carretera supone el 50% de la contaminación del aire. El transporte de brócoli de Salinas, California, a la ciudad de Nueva York en envases Xtend Iceless permite envasar un 33% más de brócoli en el mismo espacio de contenedor, si bien el resultado es una reducción del peso bruto en un 30%. Esto se traduce en una bajada del 40% de los costes logísticos, así como en una disminución de la huella de carbono.